Mitos: Ave Fénix

De la Mitología antigua se extraen un gran número de mitos en su mayoría simbólicos. De ellos tenemos relatos interesantes que nos llenan de fantasía.

El Ave Fénix (Phoenicoperus) es una peculiar ave del tamaño de un águila, de plumas rojas, anaranjadas y amarillas. Tiene pico de ave y garras de león.

Según la leyenda, el Fénix habitaba en el Edén y estaba anidando en el rosal. Cuando Adán y Eva fueron expulsados, de la espada del ángel que los desterró saltó una chispa y prendió el nido del Fénix, haciendo que ardieran éste y su inquilino. Por ser la única bestia que se había negado a probar la fruta del paraíso, se le concedieron varios dones, siendo el más destacado la inmortalidad a través de la capacidad de renacer de sus cenizas. Cuando le llegaba la hora de morir, hacía un nido de especias y hierbas aromáticas, ponía un único huevo, que empollaba durante tres días, y al tercer día ardía, no se sabe si por el fuego que él mismo provocaba o por causa accidental. El Fénix se quemaba por completo y, al reducirse a cenizas, resurgía del huevo el mismo ave Fénix, siempre única y eterna. Esto ocurría cada 500 años. Según el mito, se le añaden otros dones, como el de la virtud de que sus lágrimas fueran curativas.

El Ave Fénix resurgía de sus propias cenizas continuamente, símbolo de la inmortalidad, la dualidad de la vida y la muerte.

Este mágico relato lo he extraído de la Wikipedia

He creado una paleta basada en mi imagen mental del Ave Fénix y la comparto en la comunidad Colourloves.


Un Comentario


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s